miércoles, 20 de octubre de 2010

Desea y verás cumplido.

Todos podemos pedir un deseo al año al soplar las velas en nuestro cumpleaños,pero algunos queremos más.
Pedimos deseos en las fuentes,con las pestañas,al ver una estrella fugaz....y de vez en cuando alguno se cumple.
¿Y que pasa si no es tan bueno como esperabamos? Solo podemos tener paciencia y , la próxima vez ,desear algo mejor.
No deseamos lo fácil,deseamos cosas importantes,cosas fuera de nuestro alcance, y sabemos que tal vez pedimos demasiado.Pero seguimos pidiendo deseos porque puede ser que alguno se haga realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario